La celebración del 1 de mayo tiene su origen en un terrible acontecimiento que se produjo en 1886.

En noviembre de 1884 se celebró en Chicago el  Congreso de la Federación Americana del Trabajo, en el que se propuso que a partir del 1º de mayo de 1886 se obligaría a los patrones a respetar una jornada de 8 horas; en caso de que no fuera así, los obreros irían  a la huelga.

Llegada la fecha, las organizaciones obreras y sindicales de Estados Unidos se movilizaron y paralizaron el país con más de cinco mil huelgas.

El episodio más famoso de esta lucha fue el funesto incidente del 4 de mayo de 1886 en la Plaza Haymarket de Chicago, durante un acto de repudio a una brutal represión ocurrida el día anterior contra unos huelguistas, durante la cual habían sido asesinados 8 obreros. Al finalizar el acto, la plaza fue rodeada por un contingente policial. Una bomba fue arrojada y al explotar mató a un policía e hirió a otros. La inmediata respuesta policial dio como resultado unos  40 manifestantes muertos y decenas de heridos. Como consecencia, el gobierno de Illinois acusó a varios dirigentes obreros por tales hechos. Nunca se llegó a probar quién o quiénes fueron los verdaderos artífices de ese atentado; sin embargo,  en 1887, ocho líderes anarquistas fueron acusados, juzgados sumariamente y cinco de ellos condenados a muerte. A pesar de la reacción desencadenada a nivel mundial y de las peticiones de perdón, cuatro de ellos fueron finalmente ejecutados y el quinto apareció ahorcado en su celda.

Dos años después, en julio de 1889, la Segunda Internacional reunida en París (socialistas y anarquistas de varios países) resolvió que “Se organizará una gran manifestación en fecha fija, de tal manera que simultáneamente en todos los países y en todas las ciudades en el mismo día convenido, los trabajadores pedirán a las autoridades oficiales la reducción, mediante una ley, de la jornada de trabajo a 8 horas… En vista que una manifestación análoga ha sido aprobada para el 1º de Mayo de 1890 por la Federación Americana del Trabajo, en su Congreso celebrado en Saint Louis… se adopta esa fecha para la manifestación internacional”.

 

 

 

Anuncios